Páginas vistas en total

sábado, 26 de septiembre de 2015

Cuánto?

Por Yania Salazar

Me preguntan sobre cuál es la frecuencia del acto sexual "normal" en una pareja.
Yo respondo que depende de la edad de la pareja, si bien en la juventud se disfruta de la energía, la composición física y mental de cada individuo, con el pasar de los años dicha condición se ve disminuida, al hablar de frecuencia se habla de la necesidad de la persona de expresar su sexualidad y también hay sus maneras, es que en un sentido amplio se suele hablar de un cosquilleo erótico, y más el acto en sí no se consuma como tal. Más hoy en día cuando la pareja afronta el corre - corre ordinario, donde los hijos entran a formar parte del hogar y las responsabilidades crecen es claro una reducción en la frecuencia de las relaciones sexuales. Yo no soy muy amiga de decir lo normal es dos veces o tres por semana o tampoco decir debe durar 7 o 35 minutos, no, en realidad la carga hormonal en la mujer se desequilibra a razón de su período menstrual y puede desatar episodios de ansiedad sexual. En el hombre opera una clase de instinto que se dispara con impulsos externos esto es ver por ejemplo imágenes de desnudos, mirar una mujer atractiva o sentirse admirado. La cuestión en definitiva va dirigida hacia una correcta utilización de la carga sexual de cada individuo, en muchas comunidades se habla del sexo compasivo y aquel que la mujer en la mayoría de casos esta dispuesta a ofrecer a su pareja sin tener deseo.

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Razón versus Sensación

Por Yania Salazar

Me consultan si en el acto sexual se involucra la razón o la sensación.
Yo respondo que ambas conductas se encuentran, aunque por experiencia el amor carece a veces de la dosis de razón y es por eso que vemos parejas "incompatibles" hasta cierta proporción pero llega la hora del acto sexual y se conectan (en el buen sentido) de maravilla. Parejas que no funcionan en la convivencia ordinaria de un hogar pero que apagan las luces y encima de una cama se aman y adoran. Ahora que el acto sexual a extrapolado un poco al amor y se dice surge el instinto meramente sexual, el elixir de lo prohibido, y por eso se acusa tanto al licor, como a las drogas de encender ese instinto y por tanto llevarse a cabo un acto sexual sin razón ni sensación, y eso es en la actualidad lo que las mujeres reclaman tanto que se ha perdido la caballerosidad, obsequiar rosa, una serenata o dedicar un poema. Se habla en pleno año 2015 de hijos no deseados, de relaciones sexuales obligadas y de abuso, se habla de pérdida del sentido de familia y de la obligación de uno y otro ser de cumplir el acto como si fuese un mandamiento.   

martes, 22 de septiembre de 2015

Sueños

Por Yania Salazar

Me han preguntado si los sueños eróticos dan origen a alguna clase de perversión.
Yo respondo que los sueños en su concepto son la expresión de deseos reprimidos, en materia sexual se pueden tener muchos deseos, por ejemplo caso de los hombres se puede desear a una mujer "imposible" pero que a juicio de la conciencia es posible aproximarse a esa mujer por medio de la imaginación. Para el caso de la mujer opera una clase de instinto instantáneo ya que su conformación física puede reaccionar de forma distinta en un ejemplo cuando hay mucho frío sus pezones se ponen duros, o ante cualquier aroma se excita o lo mismo cuando hay cualquier tipo de roce corporal. Pero de allí al inicio de la perversión hay mucho camino, porque ya la perversión es un extremo. Así el sueño recurrente de alguien que desea volar no le acerca a la acción propia del logro de volar en la realidad, así mismo el tener sueños del tipo erótico no le posibilita que vaya a poder surtir su deseo, aclarando que hay comportamiento repetitivos del tipo obsesivo, que son más tratados como trastornos del sueño.