Páginas vistas en total

miércoles, 17 de julio de 2019

Un cigarrillo para ti

Veytor

Un beso no puede durar para siempre.

Estabas dormida y comencé a recordar lo que paso la noche anterior ¿sería eso amor?. No. Comienzo a creer fueron los tragos. O fue ese trasnocho. Comienzas a despertar y me descubres allí indefenso - ¿Qué horas son? - preguntas. Entonces lo sé. Yo no valgo nada, lo nuestro fue ocasional. "Son las 10 y 30" digo y busco tu ropa que ha quedado esparcida. Pero tu no quieres eso - dame un cigarrillo - ordenas, pienso e que no lo recuerdas, pero te dije que yo no fumaba. Pero para qué pierdo tiempo explicándolo, te traigo un vaso de agua, te quejas de la temperatura del agua, de la sensibilidad dental, del peso de la manta, de la luz que entra por la ventana. Pienso en que haría bien huir a la primera oportunidad. En definitiva hay hombres que no nacieron para una mujer así. ¿Qué harás cuando descubras que estás desnuda? ¿Peor cuando te acuerdes lo qué has hecho?. - ¿Y mi cigarrillo? - preguntas mientras te arreglas el cabello. ¡Esa es la oportunidad! "Iré por cigarrillos y aspirinas" digo. Pero es tarde mueves la manta y confirmas tus temores - ¡Qué mes has hecho?- Eres una picara, una especie de Eva deseando a toda costa hacerme perder el paraíso. Te descubres entera y tu belleza me provoca una erección. Pero no es hora para eso, te invade una sensación y así desnuda como estás te irritas, no recuerdas lo que pasó. Yo me he dado a la fuga, recorro corredores desconocidos, he saludado a todo el que se me ha atravesado, no es mi cas, tampoco la tuya, no tengo llaves, no sé a donde ir, si volver o mejor buscar una salida. no sé tu nombre, de dónde apareciste, si nos conocemos, si hay un mañana, si hay un hoy. Gano la calle antes de voltear a ver e imaginarte furiosa por estar sola e ignorante.    

miércoles, 10 de julio de 2019

Brote Psicótico

Por Veytor

El amor se parece a la guerra en la víctimas.

Ella había comprado su tíquete directo, yo iba bajando ya del bus cuando me llamo por el hombro - Dónde te quedas? - Le dije que en la ciudad tenía unos amigos, ella dijo que siempre había querido conocer la ciudad, le convidé a quedarse, así se perdiera el dinero, la aventura lo valía, bajó conmigo y reclamó su equipaje e incluso sintió lastima de una mujer y le obsequio el puesto, el Conductor se molestó pero ella lo persuadió, la mujer viajó sin pagar. Le felicité por esa acción, veníamos de hacer acción social y lo seguíamos haciendo. Conquistamos una loma y entramos a un barrio muy bonito, alumbrado con faroles y con un paisaje hermoso, nos perdimos entre las casa de idéntica fachada y tuvimos que ir y volver una y otra vez para darnos cuenta que siempre estuvimos allí. La casa era grande y cálida, presenté a mi compañera como una colega de trabajo y noté que no esperaban que yo viniera con compañía, hicimos tiempo mientras el sueño reinaba, nos ofrecieron comida y pasa bocas y luego unos tragos mientras conversábamos, nos despedimos y nos fuimos a dormir, y en cierto modo la casa era grande pero esta vez nos dimos cuenta que no habían todas las comodidades, solo habían una cuantas cobijas y unas esteras en el piso, ella se formo la idea de que mis amigos eran unos exploradores - hasta quizá duerman en hamacas - dijo. Me acosté a dormir y cubrí mi cabeza, ella se quedo despierta, y al filo de la noche escucho su respiración agitada y su llanto, me despierto entre la oscuridad, le llamo pero ella no responde, voy hasta su lugar y la muevo, tiene una pesadilla, de repente grita y da puños al aire, uno de ellos me golpea, esta como loca, le exijo reaccione, se incorpora y aún ataca, escucho que en la habitación adyacente se levantan asustados y llaman desde afuera - ¿sucede algo? - sin abrir la puerta le convido a tranquilizarse solo fue una pesadilla, pero ella aunque ha callado tiene sus ojos inyectados de sangre y su pelo alborotado, le ayudo a acostarse y la cobijo. Me olvido del asunto. A la mañana siguiente ella se despierta y me pide perdón, se aproxima a mí y se alarma de mi pómulo inflamado - Fui yo verdad?- me pregunta, yo solo le digo que no fue nada y que eso ocurre, es un accidente. Se aproxima a mi y me abraza, luego me besa donde la inflamación es mayor y se aleja un poco , piensa un momento regresa y me besa en la boca. No soportamos esta situación, caemos en la cuenta de que somos seres tan diferentes que queremos complementarnos, nos besamos apasionadamente hasta que nos falto el aire, y pronto mi necesidad de amor fue compensada por su necesidad de contacto físico, nos desnudamos despacio e hicimos el amor en forma lenta, experimentando cada momento, cada movimiento y al final solo nos apartamos para continuar por si solos esta aventura que es el viaje en el que cada quien tiene un destino.    

miércoles, 3 de julio de 2019

La quemadora

CHARLIE

Todos dicen creer en el amor pero nadie sabe lo qué es.

Cuando a mi tío la enfermedad le consumió el cuerpo y de su alma supimos apenas quedaba un reflejo, le hicimos un regalo sabiendo que quizá no alcanzaría a estar para su próximo cumpleaños, con César fuimos recorriendo la comarca en la búsqueda de la mujer más espectacular, la hallamos, pero no nos acepto los billetes que le alargamos, buscamos por el séquito imperial de nuestro señor faraón pero las que no estaban gordas estaban preñadas, y creo no hay paradoja más practica que una puta preñada. Hasta que alguien nos dijo "busquen a la quemadora" y ante tal nombre nos imaginamos a una señora de amplias caderas como experiencia ¡nada! pues resulto ser una chiquilla que no le mataba ni el SIDA, ni enfermedad conocida, estaba en los huesos por cuestión de las drogas y ella misma nos mostró las cicatrices de puñaladas e inclusive la cicatriz natural que toda mujer tiene pero ella por efecto de algunos embarazos con cesárea ¿dónde estaban pues sus hijos? no lo dijo, las curvas que apenas le quedaban las vendía a precio de ganga para comprarse el polvito para maquillarse por dentro la nariz. Debió ser una reina, en sus hundidos ojos calaros se adivinaba el asomo de una mente magistral, le pasamos el montón de billetes para que pase una noche con mi tío que le advertimos es un ser de la otra vida. La chica fue hizo su trabajo y a la mañana siguiente se presentó desilusionada, Luego de que mi tío murió nos encontramos por la calla a la "quemadora" y no perdimos oportunidad para preguntarle por lo que esa noche hizo. Nos contó que había hecho alarde de sus artes de fémina cálida, y frugal, ni el baile erótico, ni la desnudez habían funcionado, mi tío miraba y parpadeaba deseando el suplicio se detuviera, las otras noches que había pasado con mujeres de ese calibre y esa posibilidad a las que no perdono y mando al éxtasis y que en ese momento podrían bien estarlo extrañando, tampoco se sabe de los hijos que dejó por allí y menos quién le contagio la muerte por contacto sexual. Invitamos a la "quemadora" a caldo de pollo y a su dosis y nos pago con una baile erótico que nos alivió la pena del duelo y de paso nos puso a pensar si en la vida algo vale la pena.      

miércoles, 26 de junio de 2019

Sexo y comida

CHARLIE

Los poderes de sanación de Jesús yo los hubiese usado para realzar algunas curvas, y hacer que algunas mujeres feas se conviertan en chicas bellas.

- Te lavaste ahí- dice la ganosa desde la cama, pienso en contestarle que no, que no me aseo desde hace ocho días y todo para oler como macho a madera; pero palo es que le viene a la gata, se exhibe en las mismas poses: la del misionero, la del perrito y arriba y abajo "¿no hay más?, qué falta de instrucción, con razón la educación no contribuye en nada". Los perros afuera también perpetran su furia, ¡pobres perras!. Aseguro mi pene erecto a su túnel cadérico y comienzo el vaivén mecánicamente, estoy aburrido de esto, ¡es lo de siempre!, la misma tarifa, la misma condición del aseo, el agua no creo venza una gonorrea o una sífilis, ni un hongo, cierro los ojos y trato de sentir, pero su hoyo se me antoja el mismo de siempre, quizá por eso mis amigos prefieren a las iniciadas porque encuentran sus sexos estrechos y como un guante para sus miembros y entonces aguantan un resto, en cambio acá la situación es acabar lo más pronto y llamar al siguiente. Descubro un adorno en su ombligo, eso es nuevo, es un arete colocado en su ombligo, me alienta su vaivén, es superior a ver mecer sus tetas flácidas, me calienta el artefacto, comienzo a acelerar y ella se queja y me dice -así no bruto - pero no lo entiendo y arremeto, el pene me debió crecer más porque siento por dentro que toca su hueso púbico y le doy razón a su queja, ella intenta sacar pero la cabeza de mi miembro se ha esponjado y es inútil su esfuerzo, estoy por explotar y ella se esfuerza tanto que deja mi pene en seco a pleno aire donde mis líquidos se escapan a la presión suficiente para alcanzarle. Ella se lamenta del accidente porque debe cambiar las sabanas y las cobijas, es su culpa. Me ordena asearme y de paso me dice que cuando coma hay que lavarse las manos, sin embargo cuando le aproximo los billetes le digo lo mismo.   

jueves, 20 de junio de 2019

Tarzán el hombre porno

CHARLIE


Nosotros éramos elementales la perversión resultó ser complicada y duradera.

- Vamos de putas - dice el Cé, pero es tarde, a esa hora las mejores están ocupadas y solo queda un ramillete de gordas bigotonas, estamos sin plan, las nenas de bien están cubiertas en las discotecas con sus novios; nos vamos a las salas de velación al menos allá hay café gratis, está vez encontramos a una familia numerosa que ha perdido a su señora madre, nos apuntamos a la fila que da el pésame porque está la hija y la nieta de la señora que son chicas bonitas, a el Cé la chica le extiende la mano pero él le abraza fuerte, mientras me mira y me pica el ojo, yo repito su acción, luego me dice que la chica tiene un cuerpo de infarto y que cuando la abrazo pudo sentir que tenía unos pechos descomunales y que se fajaba para no parecer tan gorda, en cambio la nieta era una flaca que con suerte había probado las mieles del sexo. NOs marchamos con una buena provisión de café para el camino y hallamos al Touch un vagabundo que nos avisa que en el "elcielsor" que es un teatro están pasando la película de Tarzán, hacía allá vamos pensando se trata de la película de acción cuando entramos nos encontramos con que es la película en su versión porno, entre risas y gritos los adolescentes celebran las cogidas que da el hombre. No pensamos quedarnos y nos marchábamos cuando vemos a un grupo de colegialas que cogidas de las manos se espantan por cada escena morbosa, es como si vieran una película de terror, nos hacemos atrás de ellas para explicarles cada escena y de paso invitarles a café y cerveza al punto que cuando acaba la película las notamos muy desinhibidas y nos marchamos con ellas a ver si aplican lo que con la película aprendieron.    

miércoles, 12 de junio de 2019

La sexy cienta

CHARLIE

A los bebes no los trae la cigüeña, ni nacen de un repollo, ¿quieres saber cómo se hacen? ven y sígueme...

Siempre he tenido miedo a viajar en avión, pero ese día mis nervios estaban excedidos, solo que el hecho que la auxiliar de vuelo fuera una flaca y pálida chica lo más parecido a una modelo de Victoria Secret´s  apenas me lleno de la valentía para ocupar mi puesto y quedar inmóvil, sin embargo cuando el avión despego sentí que algo rodaba por el piso del avión y fue a parar a mi pie, mi mente imaginaba se trataba de un elemento explosivo o lo peor algún mecanismo del avión que se había desprendido, no fui capaz de incorporarme a ver. Lo olvidé por unos minutos mientras el avión ganaba altura y se estabilizaba. Sufrí también al aterrizaje, y solo respire en calma cuando el avión después de hacer su carrera por fin se detuvo intacto, me paré como un resorte dispuesto a salir y entonces recordé el objeto junto a mi zapato, se trataba de un tipo de termo, inmediatamente lo levante sugiriendo a grandes voces si a alguien se le había caído tal objeto pero la gente se apuraba en salir, aproveche la auxiliar de vuelo estaba en la puerta para comentarle que alguien había perdido tal objeto, aproveche para examinar a la chica y de cerca me pareció solo un maniquí con maquillaje, es más su carácter recio solo tuvo un consejo para mí - Llévelo a servicio al pasajero - No dije nada, y seguí hacia el área de desembarque y voy indicando el objeto a muchas personas que descartan ser los dueños,. En servicio al pasajero hay otra linda chica muy bien decorada con una minifalda y una camisa blanca que revela un escote monumental, nadie le mira a los ojos, se llama Beky según su plaquita que le adorna el uniforme, a Beky le explico mi situación y trato de ser formal terminando mi historia con una sonrisa, ella no puede solucionar nada, se afana mejor a llamar a un guardia del aeropuerto y a mi me suena que si encuentran algo indebido en el termo puede que me culpen, por eso antes que asista el guardia desaparezco, salgo y tomo un taxi con destino al centro de la ciudad, mientras examino bien el recipiente y me entero no se trata de un termo sino de un extraño contenedor que se abre y revela collares, anillos y alhajas adornadas con diamantes que no dejan de brillar, hasta el taxista volteo a ver por el brillo acontecido. En mi mente se dibuja que si la auxiliar de vuelo hubiese visto eso quizá diría que si le pertenece, así como la tal Beky o quizá hasta el guardia de seguridad. Esas joyas valen millones. En mi mente se dibuja la circunstancia de que quizá el objeto perteneció a otros pasajeros que usaron el mismo avión. Desconfío y hago parar el taxi en un hotel pero me hospedo en otro por si acaso. En la habitación vacío el recipiente en la cama y según mis cálculos con lo que valen esas joyas se puede comprar ese hotel dos veces. De repente mi móvil suena y al otro lado de la línea una voz femenina se identifica como Beky del Servicio al cliente del Aeropuerto, me dice que la dueña del recipiente apareció y me exige anotar una dirección y por último hace énfasis en que me espera una recompensa por devolver el objeto perdido. Estoy triste que las cosas ocurran de esa forma, había ya en mi cabeza planeado tantas cosas, pero quizá mis amigos tengan razón lo correcto hay que hacerlo aprisa. Abordo un taxi y le indico la dirección, poco a poco descubro que las señas me llevan a el área de joyerías y lugares de lujo, me culpo por no haber hecho tiempo para cambiarme, pero la dirección coincide con una vivienda, comienzan mis nervios a hervir, pienso en remarcar y llamar a Beky para confirmar la dirección, reviso la casa y de repente la puerta se abre, hay una anciana que me llama y asisto y me identifico como quien trae el objeto perdido, lo indico, ella me invita a pasar. Ya adentro descubro que es una casa museo repleta de brillo de joyas y artilugios que ni yo puedo conceptuar para qué sirvieron en su época, la anciana me dirige hasta una sala donde me ordena sentarme y esperar, la mujer se va y llama a alguien, se presenta entonces una joven que no más de hacer presencia desborda una energía extraña, no es tan bonita, pero tiene unas facciones que expresan sin palabras lo que sienten, me saluda y sin más le ofrezco el objeto que contiene las joyas, la anciana al oído le exige revise el contenido, la chica mueve la cabeza en forma negativa y solo se digna a extender en su mano un sobre, tampoco reviso el sobre porque adivino que es dinero, hago una reverencia, me levanto y me despido, la anciana se adelanta para indicarme la salida y atrás queda la chica que me despide con un "gracias" que suena a mis oídos celestial. Olvido revisar el sobre, tengo un cierto fetiche con ese sobre, y es que ya en la noche cuando llego al hotel lo tomó por las esquinas y me lo llevo a mi nariz y puedo detectar un aroma dulce, el aroma de las manitas de la chica, ese olor me provoca éxtasis y sin duda mi instinto de hombre no soporta, voy al baño a orinar pero en lugar de orina mi miembro arroja líquidos blancos y no deja de palpitar, si eso lo causo esa fragancia no sé lo que haría al tener a esa chica en frente, ya más calmado abro el sobre y me sorprende ver que no se trata de dinero, son dos tiquetes de entrada a la casa museo, tienen la exclusividad VIP para entrar cuántas veces se precise por la eternidad. No sé qué pensar en el momento, para mí no es de interés ver joyas y antigüedades solo me interesa volver a ver a esa chica... lo que sigue lo contaré quizá en otra oportunidad...          

miércoles, 5 de junio de 2019

La disco a las doce

Charlie

Yo vivo en un mundo aparte donde nadie me dice cómo vivir, moriré en él.

La maldita bruja cree no nos dimos cuenta de la trampa, había aprovechado que salimos a bailar para aplicar sobre las bebidas su dosis de somníferos, su propósito era robarnos y de seguro tenía cómplices esperando afuera.
Mi amigo esta armado y planeamos hacernos los que caímos en la trampa y todo esta dicho para que la chica vaya patitas en polvorosa a llamar a sus cómplices que actúan como si nos sacarán por borrachos, una vez afuera paran un taxi, la chica se suba adelante y uno de los tipos atrás, el otro tipo se queda, una vez dentro del vehículo comienzan a revisarnos los bolsillos, pero para cuando se dan cuenta un revólver le apunta a la cabeza, la chica chilla y el taxista no sabe qué hacer. Mi amigo le ordena al taxista parar en medio de un paraje solitario, y ordena a todos bajar del vehículo. Mi amigo requisa al tipo, yo le quito la cartera a la chica y el taxista nos mira pálido - tranquilo hombre que no es con usted la cosa - le dice mi amigo mientras le indica una seña de que es agente de la autoridad.  La chica no deja de chillar y ya he revisado su bolso y resulta que ella y el tipo son esposos, familia que atraca unida permanece unida es el lema, yo no puedo creer el entuerto en qué nos estábamos metiendo, mi amigo dice que por su culpa nos perdimos el show de media noche y para compensarlo les ordenamos como esposos que son bailen, y el taxista coloca música y la pareja baila siempre pendiente de donde pone el arma mi amigo, la música se pone muy movida y ellos ensayan pasos e inclusive la chica hace pasos sensuales, mi amigo le quita algo de las manos y descubre que es éxtasis, una droga ilícita, la chica esta desinhibida, se suelta a su pareja, le excita, le provoca y es cuando se comienza una danza semi erótica que el tipo atiende casi como obligado, la chica esta ya desnuda y el tipo con cara de desánimo se niega a participar, mi amigo le ordena que haga lo que ella quiere, es típico de los casados después de algún tiempo odiarse. La pareja hace el amor y ella es quien le pone empeño, el hombre si apenas resopla como ahogado en su propio orgullo, al final apenas se despega se levanta los pantalones y dice con furia -ya no quiero ser el payaso de esta parafernalia - se marcha, mientras su esposa con las ropas en las manos lo sigue, nos vemos entre nosotros e inclusive el taxista explota en risas. Volvemos a la discoteca para alcanzar a ver el show de media noche y también ubicar al tipo que se ha quedado, en efecto el tipo es un pervertido que tiene ya casi embriagada a una chiquilla que al parecer es menor de edad, mi amigo se encarga mientras yo disfruto de lo que resta de la noche.