Páginas vistas en total

sábado, 17 de octubre de 2015

Precario

Por XervanteX

En la baranda de la pobreza no se ve otro futuro más de ir ayudando a la gente a vencer sus tenues preocupaciones, yo aprendí a pensar con cabeza fría, pero para ello absorbí el conocimiento de libros y personas sin embargo el mundo sigue su curso hacia la imitación recurrente del viejo modelo vital. La evolución se detiene a veces y se retrocede en cuanto al humano es más fácil compararlo con otros animales y no con el ser que esta hasta arriba en la cadena alimenticia. Lo peor de las nuevas generaciones es que heredan el odio y el amor solo se posterga, y poco es el que sobrevive, la noción práctica es hacer lo que otros: vestir igual, trabajar igual y morir igual, pero no hay un atisbo de originalidad, nadie propone, todo el mundo discute. La vida se va haciendo cada vez más difícil aunque vida va apareciendo por todos lados, lo cierto es que la duda máxima no se resuelve ¿Qué vinimos a hacer aquí?. 

miércoles, 14 de octubre de 2015

Indolencia

Por XervanteX

La necesidad de ser aceptados, de ser queridos hace que las personas recurran a toda clase de artificios para llamar la atención, la cuestión es que muchas de esas personas usan a otras, es decir opacan a otras para lograr su cometido. No en vano existen las excusas para todo: para llegar tarde, para quedar debiendo, para recaer en el error, para no tener tiempo para nada. Los seres se están blindando cada vez más contra las relaciones personales, la desconfianza es total, el amor se tranza como mercancía, al mejor postor, cada día se oye más la frase "todo tiempo pasado fue mejor", el pasado debería servirnos como trampolín y no como excusa, la vida esta pasando sin ton, ni son y las secuelas las sufre un mundo más indolente, más cerca a la ambición y el orgullo, más cerca a la traición y el miedo, todo se aproxima cada vez más a una oscuridad.  

martes, 13 de octubre de 2015

A gritos

Por XervanteX

Estamos entrando en el teatro de repente una pareja llama la atención, se ha enfrascado en una discusión y de repente el hombre saca una manotada que para en la mejilla de la mujer y ella se va al piso... nuestra amiga Aleja no puede ver tal cosa y arremete contra el tipo con su bolso, el hombre no sabe en que se ha metido y lamenta todo rodando también por el suelo, por supuesto la seguridad del sitio tiene apresada a nuestra amiga señalándola como la agresora. Y como lo buenos son pocos alguien quiere hacer claridad sobre lo ocurrido pero en la confusión olvida a la pareja que ha comenzado todo y al parecer se reconcilia a unos pasos de la confluencia, pero la mala termina siendo nuestra amiga que con el bolso le rompió la cara al tipo agresor... Esto es paradójico, la condena por la agresión resulto en unos cuantos billetes y en una acción de pedir disculpas... y fue cuando luego del suceso tomamos consciencia sobre el bien y el mal y su distinta perspectiva.