Páginas vistas en total

martes, 20 de octubre de 2015

La Prole

Por XervanteX

César Vélez un día pensando era su última oportunidad en el mundo me entrego un mensaje dirigido a sus hijos, me doy el derecho de publicarla ante su desaparición y de recordar esto a sus hijos:

Mis nenes:
Sintiendo que ustedes son el símbolo de mi inmortalidad y el deseo que tengo de que lo que no alcance a hacer aquí, lo hagan ustedes y por sobre todas las cosas lo disfruten, les pido perdón por haberlos convocado a esta vida llena de sin sabores y angustias, de amargas experiencias. Pero confío en que todo saldrá bien, la vida nos sonreirá y sobreviviremos al amor. Les heredo mis pasiones y mis padecimientos, les digo que sean obedientes y traten de aprender lo mejor, que sean buenos, que aprendan a querer, porque puede que existan muchas personas convocadas a esta vida pero la gran mayoría no se quiere ni así misma ¿cómo se espera que puedan amar a los demás?. Insisto en que el presente es hoy y que el futuro no existe, aprendan a distinguir lo falso, lo artificial, lo engañoso. Les heredo mi pasión por la lectura y por el viajar, ambas acciones les permitirá abrir sus mentes y ver más allá, no estar entonces conformes con nada. Mi espíritu es con ustedes, ya nos toparemos en la eternidad. Los quiero mucho.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario