Páginas vistas en total

sábado, 6 de junio de 2015

A otro Nivel

Por Aleyda Escobar

La disyuntiva es a dónde nos lleva el abuso del placer, creo que a pensar que hay que alivianar las cargas sin culpa.

La química hormonal humana parece una trampa, en medio de tanta corpulencia existe una debilidad siniestra que obliga al organismo a enfrentar sus miedos, la evolución de la energía y su administración someten al individuo a afrontar procesos que ni siquiera él es capaz de denominar. 

el ser parece un instrumento de la existencia.

Qué se puede hacer? Simple nivelar las cargas, extrapolar los vicios y por sobre todo emular un marco de felicidad certera siempre, no anhelando sino suprimiendo nuevos deseos.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario