Páginas vistas en total

sábado, 29 de agosto de 2015

Ni un orgasmo

Por Alejandra Erazo MALEV

YO me supongo pensarán mal de una mujer crucificada.

Pensar que María Magdalena casi muere apedreada... si no es por el hijo del Señor... Que mala distinción de la naturaleza poner a eyacular a un ser que ni puntería tiene... que mala jugada del destino... y a la pobre fémina se le acusa de infiel y no estar comprometida con su causa amatoria... frígida, acosada, señalada, su evolución significó simular ser libre... la ingrata visita de cada mes fue objeto de demoníaco señalamiento... y para la posteridad se le inculco la debilidad sexual, el sometimiento hacia el varón, y algo peor se dijo que era un objeto y que su labor era parir los hijos con dolor y seguir sufriendo por ellos... eso lo dijo el Profeta Jesús cuando iba rumbo a la cruz... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario